25.09.2014

Wenders retrata al héroe Sebastião Salgado capaz de salvar la Tierra literalmente

Menéalo
Cartel de la película 'La Sal de la Tierra'.

Cartel de la película ‘La Sal de la Tierra’.

La maravillosa biografía del fotógrafo Sebastião Salgado, ‘La Sal de la Tierra’, firmada por Wim Wenders y el hijo mayor del fotógrafo, tiene todas las papeletas para alzarse con el Premio del Público en esta 62 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián que ya ha llegado a su sexta jornada. 

San Sebastián día 6. Esto es lo que vimos.

The Salt of The Earth. (La sal de la Tierra). Wim Wenders y Juliano Ribeiro Salgado. Francia. Sección Perlas.

Confieso que, más allá de sus impresionantes y magníficas fotografías tomadas durante más de 40 años en los cinco continentes, sabía poco o casi nada de la figura y la vida del fotógrafo Sebastião Salgado. Es cierto que el pasado enero lo tuvimos en Madrid presentando la exposición de su último trabajo Génesis y que allí nos dio algunas pistas de sus últimas andanzas, pero tras ver el arrollador documental firmado por Wim Wenders y el hijo mayor del fotógrafo, Juliano Ribeiro Salgado, sé que ese hombre con la cara curtida y unas cejas blancas y pobladas como las de un schnauzer será uno de mis héroes particulares para toda la vida. Algo que debieron pensar bastantes de los asistentes a los pases de la película, pues hasta el momento encabeza (de largo) la clasificación para llevarse el Premio del Público con una puntuación de 9,1 sobre 10.

Lo que los dos directores nos ofrecen, aparte de una extensa biografía, es la oportunidad de escuchar al propio Salgado poniéndole unos estremecedores pies de foto a algunas de sus obras más impresionantes. Pero no sólo eso. A través de unas transparencias que dejan ver el rostro del artista mientras habla de sus instantáneas, asistimos a cómo revive las emociones y los sentimientos que tuvo mientras tomaba aquellas imágenes. Leemos ya no sólo en sus fotos, sino también en sus ojos, sus gestos y su voz.

Salgado ha documentado los pasos de una Humanidad (a finales del siglo XX y principios del XXI) en constante cambio. Ha sido un fotógrafo social y comprometido con las personas. “¿Pues qué son las personas sino la sal de la Tierra?”, se escucha decir a Wenders en el documental. Ha sido testigo de algunos de los acontecimientos más feroces de nuestra historia reciente: conflictos internacionales, hambrunas y éxodos. Tanto que, herido profundamente por los tremendos horrores que presenció, llegó a perder la confianza en el género humano. Sólo podía reconciliarse haciendo algo grande. Algo por el planeta. Y terminó demostrando que con pasión, ganas y energía se puede recuperar mucho de lo que todos estamos destrozando. Os aseguro que tras ver este documental descubriréis a un hombre comprometido, extremadamente sensible, trabajador y progresista. Tras ver la película, cuando volváis a contemplar una sola foto de Salgado, la sentiréis mucho más grande. Recordaréis que salvar el planeta Tierra todavía es posible. Él ya ha puesto su granito de arenal. Literalmente. (M. C)

Regreso a Ítaca. Laurent Cantet. Francia. Sección Perlas.

Desde hace más o menos 30 años, Cuba se sienta en el diván cada vez que se hace una película en la isla. Sea documental, drama, comedia o película de vampiros. Ithaca (esto es, Cuba, La Habana) es el sitio donde vuelve Amadeo después de 20 años exiliado en España, y aquí se reúne por primera vez con el puñado de amigos de siempre. Hablan de The Beatles entre tanto y la película transcurre casi íntegramente en la azotea donde los cubanos descargan, así que a mí me hace recordar el famoso concierto en Londres de los de Liverpool.

El esperado filme del francés Laurent Cantet parece una pieza teatral por esa condición de escenario casi único y la aplastante importancia de la palabra durante todo el metraje. Hemos oído mil veces las razones, argumentos y desencantos de unos y otros. Pero eso no impide que no queramos volver a escucharlo otra vez. Cuba, como dicen los protagonistas, estuvo un tiempo en el centro del mundo y muchos habitantes honrados pensaron que cambiaría el mundo. La verdad de Cuba es terrible, la falta de libertad y persecuciones, injustificables, pero que nadie dé lecciones. De España mucha gente huye del país hoy. Con las limitaciones de algunos personajes que resultan estereotipados y alguna interpretación que no llega al nivel de las demás, Retorno a Ítaca es la primera película de este festival que consigue emocionarme. Y quedan solo dos días. (L.R.A)

Fotograma de 'Girlhood'

Fotograma de ‘Girlhood’

Girlhood. Céline Sciamma. Francia. Sección Perlas.

La bellísima Marianne, jugadora de rugby en el instituto, acabará liderando una banda de chicas negras de un suburbio parisino. Los estudios le van mal, su vida está diseñada para ser limpiadora. El filme francés de la joven Céline Sciamma, que inauguró la sección Una cierta mirada del pasado festival de Cannes, narra su historia de imposible final feliz. La película está estructura en capítulos separados por largos fundidos en negro. Cada uno es un momento de su evolución. Sus cambios de ropa, cortes de pelo, su primera vez. Pero al filme le falta intensidad. Ni es original el guión, ni es capaz de atrapar. Lo lamento por esta sección, Perlas, que en los últimos seis años ha traído a San Sebastián mejores propuestas. (L.R.A)

Aire libre. Anahí Berneri. Argentina. Sección Oficial.

Gracias a mi compañero de butaca, más curtido que yo en esto de interpretar las películas, he sabido que en esta crónica de una descomposición de pareja, la insoportable y caprichosa es ella, Lucía, y que su marido, aunque no lo parezca, no le ha sido infiel con nadie, cero cuernos. Aunque la joven directora Anahí Berneri (es su primera película) nos lo haga creer, el personaje interpretado por Leonardo Sbaraglia simplemente trabaja sin descanso para sacar a su familia adelante. El filme argentino arranca con un matrimonio que se prepara para reconstruir una casa en la que vivirán. Aire libre es narración contemporánea, Berneri elige para mostrar los momentos de la historia que un filme de narrativa convencional descartaría. Por lo menos, eso lo hace interesante, aunque no sea del gusto de todos los públicos. Silbidos y aplausos convivieron al final de la proyección en el Teatro Principal. (L.R.A)

Félix et MeiraMaximo Giroux. Canadá. Sección Oficial.

De hombre a hombre, un judío jasídico le dice a Félix que cuide a su mujer si finalmente ella decide irse con él. Meira pinta y escucha música moderna, su sensatez es lo que seguramente le impide soportar la tradición ultraortodoxa, quizás piense que no debe permitir que su bebé crezca en medio de ese calvario. El filme canadiense del joven Maximo Giroux está armado con ritmo cadencioso sobre un guión de muy elemental engranaje, sin picos ni valles. Está conseguida la sensación de claustrofobia que ella experimenta dentro de su casa y su ambiente lleno de reglas religiosas vestida como un saco de forraje, con su peluca a cuestas y con casi todo prohibido salvo cuidar de su marido y su bebé. Con un futuro que no va más allá de convertirse en una factoría de seres humanos, los que el cielo envíe… Lo que no está tan bien armado, sin embargo, es la relación entre ellos. Ni cómo se conocen, ni cómo se enamoran. En la película apenas hay emoción y empeora en la resolución final. De buenas intenciones también está el teatro Victoria Eugenia lleno. (L.R.A-M.C.)

Menéalo

Sobre los autores

Luis Roca Arencibia Luis Roca Arencibia
Tras titularse en Comunicación Audiovisual, trabaja en el cine desde 1992. Ha publicado biografías sobre el productor Andrés Santana (“El vuelo de la cometa”, 2003) y sobre el distribuidor Francisco Melo Sansó (“El sueño del Monopol”, 2010). Autor en el libro colectivo “Graphiclassic: Moby Dick” (2013). Comisario con Arantxa Aguirre del ciclo “Buñuel/Galdós: Vasos Comunicantes”, exhibido en Belgrado, Nueva Delhi y Tel Aviv. Única firma española en el monográfico sobre Luis Buñuel editado por la Cinemateca de Tel Aviv (2013). Es director de los proyectos formativos “Cinexprés” y de recuperación documental “Salvar la Memoria: 50 años de Tirma y Moby Dick”. Desde 1996 es colaborador de cine del diario La Provincia. Desde 2003 de viajes en El País. Ha publicado textos de cine en El País Semanal. Dirigió la sección de Canarias del festival de Las Palmas, que consolidó como una de las principales de la cita. Ha sido vocal del Ministerio de Cultura para las ayudas al cine en España. Puedes seguirme en: Twitter: @LuisRocaA Facebook: Luis Roca Arencibia Instagram: @luisrocaarencibia ¿Quieres leer más artículos de este autor?
Manuel Cuéllar Manuel Cuéllar
El 12/12/12 decidió poner en marcha esta revista después de una experiencia profesional de 17 años en el diario EL PAÍS, donde se convirtió en un periodista todoterreno. Se licenció en Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid y cursó el máster en la Escuela de Periodismo UAM/EL PAÍS. Periodista convencido de las bondades de las nuevas tecnologías, cubrió el 15 M por Twitter y otras redes sociales. Puedes seguirme en mis cuentas personales de Twitter, Facebook e Instagram. Gracias. ¿Quieres leer más artículos de este autor?

Un comentario

  • El 25.09.2014 , Nely García ha comentado:

    Impresionantes las fotos y sugerentes los diálogos de los vídeos.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.